fbpx

Seleccionar página

¿Sabías que … China?

¿Sabías que … China?

Hoy dedicamos la sección a China, el dragón dormido (que tan bien imitan sus habitantes).

China es uno de los países más grandes y con mayores contrastes del mundo.

Este país es sin duda el destino ideal para multitud de clientes, pero precisamente por eso, por su extensión y por su diversidad, deberíamos cerciorarnos el seleccionar y ofrecer el producto más conveniente para cada cliente.

Nuestro grado de implicación en la venta de un servicio turístico, no se debería basar únicamente en lo que el cliente recibe físicamente (unos billetes de avión, traslados, un alojamiento…), somos responsables y es en definitiva por lo que nos deberían pagar, de intentar procurarle la mejor experiencia posible.

Esa experiencia única y adecuada a las preferencias, gustos y necesidades del cliente, no sólo implica a los servicios físicos que comentábamos anteriormente, también a muchos otros aspectos que de seguro tenemos presentes a la hora de la venta y qué por nuestra parte, os vamos intentando recordar en nuestros artículos.

Pero hay un último aspecto del destino que quizás por obvio, muchas veces se nos escapa y son aquellas cosas cotidianas relacionadas con las costumbres locales, que a más de un cliente le han echado por tierra un maravilloso viaje.

En esta sección os recordamos algunas de esas cuestiones, para que las podáis tener en cuenta y que vuestra venta salga redonda.

En China, no conseguirás…

Entenderte en Español y casi ni en Inglés, lo de hablar por señas…sencillamente ni lo intentes.

Tampoco utilizar tu cuenta de Gmail o subir tus últimas fotos a Facebook al llegar al hotel.

Y menos aún…

Estar sólo, sobre todo si te quieres hacer una fotografía en la muralla China :). O pasar la noche de casinos y bingos, ya que están prohibidos los establecimientos de juegos de azar.

En China si haces esto, te la juegas.

Creer que un vehículo se va a parar en un paso de cebra. Dar una propina y esperar que te den las gracias. O pensar que has engañado a un Chino, aunque que creas que has realizado el “regateo” de tu vida.

En China, olvídate directamente de …

Conseguir algo gratis. Ni el entrar a un cuarto de baño público, en el que por cierto casi con toda seguridad, únicamente encontrarás un agujero en el suelo.

China es igual que su Yin-Yang

Los hijos cuando se emancipan, tienen la obligación de ir a visitar a sus padres por ley. Pero si un chino rico tiene que ingresar en la cárcel, puede que pague a otro para que cumpla su condena.

China es el único sitio donde comprar…

Cangrejos vivos en máquinas expendedoras, también latas de aire comprimido para respirar, o animales vivos en bolsitas, para llevarlas a modo de llaveros.

Visualiza y Descarga este y otros artículos en nuestro eMagazine

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ÚLTIMA GUÍA INCORPORADA

REVISTA AGENTES DE VIAJES

PRÓXIMA REVISTA